2 ago. 2011

sol de refilón

Eran las 7, hacia sol.
Con la mochila y el trípode salí detrás de casa por la puerta del bosque, con las lluvias estaba todo precioso y había muchas especies diferentes para elegir.
A pocos metros encontré este grupo bajo unas encinas y me instalé. Al rato estaba todo encarrilado y empezaba hacer fotos.
El sol se acercaba bajo y suave, en menos de una hora se metería en el escenario, decidí esperarme.
Entre las ramas de los árboles apareció un sol de refilón, empezaba a llenar lentamente el ambiente acercándose poco a poco por detrás de las setas.
Era el umbral del sol, cuando casi no toca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario