28 dic. 2010

Galerina y Marasmius

Cuando entra el sol aparecen un montón de posibilidades con la luz, podemos dejar que el sol inunde la escena completamente, eso crea fuertes contrastes y un difícil control, también podríamos hacer sombra en todo el encuadre con el reflector y aprovecharnos de las luces rebotadas , dependiendo del ángulo, la distancia hacia atrás, hacia delante y a los lados del reflector podremos ofrecer mucha luminosidad a la foto y sobre todo a la zona principal a foco.
En este caso tapé todo el sol dejando que entrara un poco en la parte trasera de la escena e intentando que tocara una punta de la Galerita como veis, el musgo se ilumino y dejo de ser un elemento secundario y de soporte para entrar en la composición con derecho propio, así pues el sol ilumina la Galerita y el musgo pero no puede crear esos haces de luz azulada en el fondo, ya he comentado en alguna ocasión que los objetos a cierta distancia y con diafragmas abiertos pierden su entidad y aparecen solo como luz y color, por tanto poniendo algún elemento vegetal a la distancia adecuada empecé a imaginarme la situación y complementar el argumento lumínico de la foto. El caso es que controle los elementos y la luz y la imaginación es la que puso el resto.
Rebote un poco de luz hacia la parte frontal del sombrero para que la intensidad de la escena no se comiera la Galerina. Puse un espejo para rebotar sobre el frontal del sombrero de la Galerita, el espejo rebota luz algo dura y contrasta demasiado pero en determinadas situaciones y como siempre a la distancia adecuada da buenos resultados,
Pues bien ya tenemos la foto, con tanto lío en movimiento hay que hacer muchas fotos…..toda una serie, además a medida que vamos disparando inventamos lentamente en el guión de la foto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario