14 ago. 2011

Lactarius sanguifluus


Detrás de casa a pocos metros salieron muchos “rovellons” los había intentado fotografiar otras veces sin éxito y en otras ocasiones iban directamente al cesto.
Aquella mañana de agosto salí de casa con toda la intención de fotografiarlos y no parar hasta conseguir alguna imagen decente.
Después de unas cuantas horas volví a casa satisfecho, la tarjeta llena y el cesto tambien.

11 ago. 2011

Amanita crocea

Detrás de casa, a pocos metros de la puerta del bosque han salido muchísimas amanitas croceas, he hecho infinidad de fotos en diferentes sesiones, nunca se sabe cuando puede presentarse una buena imagen.
Había caído un chaparrón y empezó a aparecer el sol , era un buen momento para captar luces de fantasía, estas luces extremas estropean la mayoría de las fotos , se trata de trabajar al limite.
Teniendo un guión claro siempre hay alguna que puede tener encanto.

En un foro de fotografía micológica mi amigo Jose Angel Mintegui me comenta :
estas subiendo últimamente unas fotos de exposición. Esta en concreto tiene luz, alegría, chispa...Espero con ansia la MIKOKDD para que nos enseñes tu forma de trabajar,
Espero poder complacerle en el cursillo que se impartirá en esas jornadas.
Se acerca la MIKOKDD y se van cubriendo las plazas, ya estamos trabajando intensamente para que todo salga bien. A día de hoy ya se han cubierto las mismas plazas que el año pasado y aun faltan un par de meses, no dudo que será todo un éxito.

8 ago. 2011

por identificar

El planteamiento de esta foto es el mismo que en la anterior.
Tenerlo todo preparado, esperar que aparezca el sol por detrás y disparar antes de que lo inunde todo.
Aún no sé la identificación…

2 ago. 2011

sol de refilón

Eran las 7, hacia sol.
Con la mochila y el trípode salí detrás de casa por la puerta del bosque, con las lluvias estaba todo precioso y había muchas especies diferentes para elegir.
A pocos metros encontré este grupo bajo unas encinas y me instalé. Al rato estaba todo encarrilado y empezaba hacer fotos.
El sol se acercaba bajo y suave, en menos de una hora se metería en el escenario, decidí esperarme.
Entre las ramas de los árboles apareció un sol de refilón, empezaba a llenar lentamente el ambiente acercándose poco a poco por detrás de las setas.
Era el umbral del sol, cuando casi no toca.